En mayo del 2012, el gobierno federal forzó al estado de Massachusetts a participar de un programa de deportación llamado “Comunidades Seguras”. Este programa transfiere automáticamente la información que reúne la policía local al momento de un arresto, al Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos (ICE), la agencia federal responsable de la aplicación de las leyes de inmigración, como una manera de identificar personas para deportarlas.  Como una parte clave del programa, después de la transferencia de información, ICE solicitaba a la policía local que detuvieran algunos individuos por un tiempo extra, regularmente esta petición se hacía sin tener ninguna orden judicial, usando pedidos de detención, también conocidos como “ICE detainers” o “ICE holds”. Clave para ICE, esta petición a la policía local le aseguraba más tiempo para investigar si la persona podía ser sujeto de un proceso de deportación y poder tomarla en custodia federal. A menudo ICE buscó otras formas de usar recursos locales, utilizando las instalaciones locales y las bases de datos, o directamente solicitando información de la policía local para asegurar la transferencia de las personas en custodia local a ICE, para posterior deportación.

El programa de Comunidades Seguras ha sido en gran parte responsable de las cifras record de deportaciones bajo la administración de Obama.

A pesar de los objetivos oficiales del programa de Comunidades Seguras de procurar individuos que han cometido ofensas serias, las estadísticas de ICE cuentan una historia diferente. La mayoría de las personas deportadas bajo el programa de Comunidades Seguras no tienen antecedentes penales. Por esta razón, el programa tuvo un efecto devastador: abrió una brecha entre las comunidades y sus policías locales, haciendo que los inmigrantes temieran que cualquier contacto con la policía pudiera traer una atención innecesaria a su estatus migratorio y conllevar a una deportación.

 

Los pedidos de detención de ICE destruyen la confianza de la comunidad en la policía local

El impacto que el programa de Comunidades Seguras tiene en las comunidades no puede ser subestimado: familias y trabajadores han sido injustamente tomados de sus casas, víctimas y testigos de crímenes tienen miedo de hablar con la policía, y el debido proceso para aquellos “sospechosos” de ser indocumentados, se ha vuelto opcional.

En noviembre del  2014, después de muchos años de críticas, la administración del Presidente Obama anunció  “el fin” del programa de Comunidades Seguras.  En realidad, el programa de Comunidades Seguras fue meramente rebautizado. En las palabras del Secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) “estamos re nombrándolo”. De hecho, el nuevo programa, llamado Programa de Cumplimiento de Prioridad (ahora conocido como PEP y “PEP-COMM”), mantiene el mismo sistema de intercambio de información,  la participación de la policía local en el trabajo de ICE, y deja la puerta abierta para el uso de pedidos de detención de ICE sin órdenes judiciales.

 

Los pedidos de detención de ICE socavan los derechos constitucionales

Alrededor del país, las cortes están encontrando que los pedidos de detención de ICE son inconstitucionales cuando no están sustentados por lo que es llamado “causa probable”. “Causa probable”  también conocida como “causa razonable” es el estándar de prueba que el gobierno debe demostrar para poder privar a una persona de su libertad bajo la Cuarta Enmienda. Recientemente, la corte federal de apelaciones para el área que cubre Massachusetts decidió que la Cuarta Enmienda requiere que los pedidos de detención de ICE sean sustentados con causa probable.

Regularmente, ICE emite peticiones de detención sin la causa probable legalmente necesaria, e incluso algunas veces ha emitido peticiones de detención para ciudadanos de los Estados Unidos y para personas que no son deportables en lo absoluto. Cuando una agencia local detiene una persona basándose en una petición de detención inconstitucional, las agencias locales pueden ser sujetos de responsabilidad. Estas peticiones de detención regularmente también previenen a las personas de ser liberadas bajo fianza, limitan su acceso a programas de tratamiento, y resultan en más tiempo en la cárcel, incluso si todos los cargos son retirados.

Por estas razones, la ACLU de Massachusetts y los defensores y aliados de los derechos de los inmigrantes apoyan el Acta de la Confianza de Massachusetts, un proyecto de Ley que limitaría la colaboración de las agencias y organismos policiales a nivel estatal y local con la agencia federal de inmigración (ICE), reconstruiría la confianza perdida entre las comunidades y las agencias policiales locales, incrementaría la seguridad pública, aseguraría que los impuestos locales sean gastados de forma eficiente, y evitaría enredar a las agencias policiales locales con detenciones inconstitucionales que tienen el potencial de crear responsabilidad legal. El Acta de la Confianza de Massachusetts logra estos objetivos, limitando la cooperación voluntaria local con la red de deportación de ICE y estableciendo una línea clara entre los roles de la agencia de inmigración federal y los oficiales de seguridad pública locales.

Cientos de localidades, incluidas algunas en Massachusetts y varios estados, ya han tomado pasos similares, terminando la cooperación voluntaria  con las peticiones de detención de ICE y limitando el alcance de ICE en las comunidades locales. En Massachusetts, la ACLUM hace parte de la Coalición del Acta de la Confianza, una asamblea de más de 20 grupos que apoyan el Acta de la Confianza a nivel estatal y local.  Trabajando juntos, hemos ayudado a varias ciudades a pasar proyectos de ley locales, ordenanzas, y órdenes ejecutivas del Acta de la Confianza.

 

Actas de la Confianza en Massachusetts

Amherst – Reunión de la ciudad adopta la resolución, mayo 2012

Somerville – Alcalde Joseph Curtatone emite orden ejecutiva, mayo 2014

Cambridge – El Consejo de la Ciudad adopta unánimemente ordenanza, junio 2014

Boston – El Consejo de la Ciudad unánimemente pasa el Acta de la Confianza de Boston, junio 2014

Northampton – Alcalde David Narkewicz emite Orden de Política Ejecutiva, agosto 2014

Lawrence – El Consejo de la Ciudad pasa el Acta de la Confianza de Lawrence, agosto 2015

Stay informed

ACLU of Massachusetts is part of a network of affiliates

Learn more about ACLU National